Release details
Flowers - Until You're Dead EP
7" Single
Grey Coloured Vinyl with Jukebox Hole
TRACKLISTING:

1. Until You\'re Dead
2. Clover
3. Stuck

Flowers first release on Fortuna POP!, the EP features three songs recorded entirely at home in East London, where they all live together. Fiercely DIY, Sam and Rachel have spent the past year or so writing voraciously and recording frequently, burning the CDRs that are hungrily snapped up at their gigs, often with no artwork or tracklisting, random pot-luck selections of the hundred or so songs they have recorded to date.

Many of Flowers' songs are written and recorded in the space of half an hour or so – Sam comes up with the drum and guitar parts, sometimes with words or melody in mind, but doesn’t tell Rachel so that she can bring her own spin to them when she comes to write them. This can have the effect of producing contrasting textures and sounds, as evidenced by “Until Your Dead” and "Clover", where angry, noisy guitars are coupled with dark, morbid lyrics that are themselves counteracted by a poppy melodies, sweet vocals and catchy hooks.

On the flip, “Stuck” is a beautifully stark stunner of a song, performed by Rachel alone, playing just a single-string bass. Rachel explains, "Everyone asks me why I have a one-string bass... It's not for show or effect (though luckily people seem to like it) but came out of necessity. I've always played lots of instruments but never guitar or bass, so I didn't know how to pick the strings. I strummed the bass when I first played it and hit all the strings and made an awful noise! So Sam took the top three off for me. I've learnt to pick a little now, but we like keeping just the one string. It means I don't have to think about it when I play the bass and can just sing and enjoy the music."

REVIEWS:

A scratch-pop soapbox with something from a Rolls Royce singing at the front. The production may be tinnier than a can convention, but the songs are pop-rocking strong and the every brain cell left to me is screaming ‘’it’s a Blondie update’’ and it is, kinda, but it’s not because Flowers carry no contrived menace, they just sound brilliant, but you wouldn’t let them babysit and when you wrap an ear around the, fuck haunting, this is haunted, séance in a derelict swimming pool called ‘’Stuck’’ you’ll be as terrified as you’re delighted.

There is much to love love here. Flowers tick all of the traditional ‘buzz boxes’ because they’re as energised as a cocaine fan with a live cable in it’s jaws, they’re pop cute with a melody and own, rather than aspire to, a little oddness. Pick them.

(Unpeeled)

A lot of the guitar music that tends to land in my inbox at the moment is noticeably loose and raucous: Deap Vally, Ghost Outfit, etc. Flowers, a trio from London who are just over a year old, offer wonderfully crafted and uptight indie-pop that is boiled down to its gleeful essentials. Rachel Kenedy’s vocals sit somewhere between the assured simplicity of Alison Statton and the airy fragility of Amelia Fletcher. While ‘Until You’re Dead’ lacks the quirks that made Young Marble Giants and Talulah Gosh so distinctive, this is a single that compensates through the band’s sense of pacing and the ease at which they fire off sparkling melodies.

While by no means pushed to the front of the mix, Kenedy leads convincingly and admirably so as she is battling the persistence of Sam Ayres’ spanking and equally commanding guitar work: The wrestle between both parts for dominance gives ‘Until You’re Dead’ the sort of urgency that forces you to reach for the repeat button. Without walls of reverb to hide behind, the musicianship on display here shines through. The drum part, for example, is almost comical with its dogged simplicity but we clearly have a band here who are talented enough to realise that it works perfectly.

‘Until You’re Dead’ hits its mark because it revels in, and ultimately benefits from, its own sense of rigidity and restraint. Although it doesn’t quite feel like their breakout single on this occasion, it is undoubtedly a terrific and very promising debut.

(Artrocker)

Until You’re Dead supone el segundo EP de Flowers en lo que va de año y en lo que ellos llevan de carrera desde que se formasen en Abril del 2012. De momento, con solo dos lanzamientos en siete pulgadas, las sensaciones y expectativas que despiertan no pueden ser mejores, máxime si tenemos en cuenta que todo el material publicado consiste en grabaciones caseras, en esencia no dejan de ser demos. Que si que es cierto que la tecnología a día de hoy permite obtener resultados muy dignos en términos de sonido sin moverse uno de casa, en ocasiones -a bien que se haga y se conozcan los programas a usar- muy próximos a lo que podría salir de una visita a un estudio de grabación al uso, un estudio de los de toda la vida, desde luego. Pero sigue sin ser lo mismo, creemos que es más meritorio dejar con la boca abierta al oyente con material de esta índole que de la otra manera. Y, claro está (si no de qué esta introducción), con Flowers abrimos la boca que ni bostezando ante un disco de los brasas de SWANS.

El recorrido que están haciendo también es un aval a tener en consideración: tras debutar con el notabilísimo When You Lie EP en Cloudberry Records, sello puntero en esto del pop exquisito (allí dieron sus primeros pasos Los Lagos De Hinault y los Pains Of Being Pure At Heart, estos últimos grandes avalistas de Flowers, pues no se cansan de incluírlos en mixtapes y solicitar les acompañen de gira siempre que pueden), ahora editan Until You´re Dead en Fortuna Pop!, concretamente bajo la modalidad de su club del single Jukebox 45s. El sello británico es hogar de Comet Gain, Allo Darlin´, Tender Trap y otros tantos grandes del pop contemporáneo, así que no hace falta explicar que el que vea la luz el siete pulgadas con el icono de esta discográfica es más una medalla adicional a añadir a la carrera del grupo que otra cosa.

Y ya nos lanzamos a desdecirnos de miedos respecto a los pasos en falso que pudiese dar la banda expresados en anteriores ocasiones: si temíamos que terminasen por cagarla al decidir sacar un larga duración, llegando casi a solicitarles que jamás hiciesen tal cosa, ahora no podemos más que viajar al pasado a partirle las piernas a nuestras versión pretérita por enunciar tamaña gilipollez. Primero por no ser nosotros quienes hemos de coartar las decisiones que asuma o descarte ninguna banda, y segundo por no tener motivos fundados para lanzar dicha solicitud. Si con las demos de Flowers, un porrón de canciones, no había queja alguna, ¿por qué habría de haberla lanzando una selección que criba de entre material notable en el peor de los casos? Es más, ahora, ya con estas nuevas canciones, se despeja todo miedo y surge el optimismo ante un primer LP que saldrá más pronto que tarde, en teoría producido por Stuart Moxham, el de los Young Marble Giants.

Dentro de los muchos méritos que hacen especiales a Flowers quizá el que más destaque sea el cambio de registro que son capaces de acometer sin sonar para nada forzados, de forma espontánea. En una pieza suenan inmediatos con su noise pop de manual, igual a muchas otras bandas pretéritas pero a la vez únicos, y en la siguiente se sacan una pieza acústica que nada tiene en común y permite ver el sustento que en canciones con más pegada tapan con distorsión y fuzz. Esto permite, a su vez, apreciar otra grata cualidad, para nada sencilla: siendo tres miembros sólo (Rachel, Sam y Jordan) y disponiendo de batería, guitarra y una única cuerda en el bajo, resulta casi increíble que la maraña de sonido que obtienen sea con mucho superior a la suma de las partes que la acometen. Porque en esencia es, ya decimos, guitarra y batería, mas la musicalidad que le imprime Rachel a su voz, con ciertos puntos en común con la de Elizabeth Fraser (Cocteau Twins), especialmente en las canciones acústicas, e igual un poco también con la de Hope Sandoval (Opal, Mazzy Star). No obstante -y pese a ciertos parecidos ahora mismo señalados- nos sigue resultando una voz única, otro punto a favor de Flowers que les ayuda a desvincularse de toda banda del revival noisepop/C86, por lo general siempre idénticas entre sí en términos vocales por estar demasiado ensimismadas en imitar a las fuentes de las que beben en vez de buscar una identidad propia. Y vamos a ir parando ya de enumerar motivos por los que nos encantan porque tampoco es plan que se note demasiado que nos tienen locos.

Aquí han separado sus dos facetas aprovechando la configuración de lo que es un vinilo. En la cara a tenemos su vertiente noise pop. Intachable, inmediata, perfecta. Y en su opuesta la faceta tranquila. Acústica, calma, dulce. Until You´re Dead son poco más de dos minutos de pop ruidoso excelso en los que Rachel parece reflexionar sobre el precio de la fama que solo llega cuando algo acaba o muere; bien pudiera ser –ojalá que no- una predicción de la popularidad que parece no terminar de aliarse con la banda pese a reunir todos los méritos para ello, ese clásico llegar a más público una vez la formación ha dejado de existir por el motivo que fuere (escisiones, accidente de tráfico, etc). La guitarra de Sam, si aquí anda fina, en Clover todavía se consigue superar: tras abrir con un riff que permite apreciar su habilidad con la guitarra, no muy lejana del virtuosismo intuitivo de un joven Johnny Marr, pasa a cubrir de fuzz las líneas que arrojan sus seis cuerdas, al servicio del noise pop en detrimento de que se aprecie su valía. La batería de Jordan otro tanto de lo mismo, funcional y en todo momento adecuándose a lo que requiere la pieza. Y Rachel clamando por un poco de suerte en una canción que, pese a parecer algo ceniza en primera instancia, en realidad rebosa optimismo, especialmente con ese “no more crying now” que parece dejar atrás las quejas de la pieza anterior y la autocampasión de la que no es fácil escapar en ocasiones.

Sin embargo, la joya absoluta reside en la cara b. Stuck ocupa todo su espacio, a buen seguro adrede para maximizar su efecto al no venir ni precedida -ni seguida tampoco- de pieza noise pop alguna y ofrecer mejor calidad de sonido. Si en su anterior When You Lie EP ya dejaban entrever esa faceta corta-respiraciones con aquel Boat Song, aquí ya se destapan a la manera de expertos en el manejo de la intensidad y su gestión. Mínimos elementos y sonido limpio en la guitarra, no muy diferente en ocasiones del sonido de un bajo a la Young Marble Giants o Confetti, para que Rachel ocupe el protagonismo llenando el espacio con su voz. No para de preguntarse qué sensaciones podría despertar en ella que alguien la divirtiese y salvase, respondiéndose a sí misma que no tiene la menor idea… para terminar admitiendo que tampoco sabe por qué anda pillada por ese alguien antes mentado. Lo que más sorprende es cómo se manejan las posibilidades de crescendos: la pieza evoluciona constantemente a puntos de inflexión que luego no son tales porque la canción no varía su naturaleza, pero ahí quedan los amagos, sin resultar bruscos, artificiales o forzados siquiera. No dejan de ser posibilidades que abren ellos mismos para descartarlas después. Se hace todo con una naturalidad pasmosa, algo realmente difícil en este tipo de pop. Chapó.

El siete pulgadas se podrá comprar en breve en la web de Fortuna Pop!, o en la comparecencia de Flowers este fin de semana en el Indietracks o cualquier otro de sus conciertos posteriores a lo largo de lo que resta de verano, si es que sois tan afortunados de andar por Londres y poder acercaros a verlos. Desde aquí, si es vuestro caso, a ello os instamos sin dudarlo. Necesitamos que saquen el LP ya mismo, así de buenos son. Son el mejor grupo pop foráneo a día de hoy, sin duda.

(Vanishing Point)